Exit
Ex-presidente de Polonia, Lech Wałęsa
Leer en inglés (read in English) »


VARSOVIA, POLONIA. Desde el 21 hasta el 23 de octubre, Varsovia se transforma en la capital mundial de la paz al albergar la XIII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz.

A través de esta serie, ROOSTERGNN destacará los puntos clave, citas y otros aspectos del evento. A continuación les informamos de algunos de los aspectos más destacados de las sesiones celebradas hoy:

“Tenemos que retar a los medios de comunicación a que muestren la verdad sobre lo que está pasando en estos países. Necesitamos medios de comunicación eficientes. Los medios de comunicación nos han decepcionado, por lo que tenemos que buscar una alternativa. Tenemos que informarnos sobre qué es exactamente lo que está pasando en ese país para luego ayudar.”

Frederik Willem de Klerk, expresidente de Sudáfrica, incitó a la audiencia a replantearse la posición de África. En este contexto, habló de África como un todo, sin dar un trato especial a Sudáfrica, algo habitual en las relaciones internacionales:

En mi opinión, el mundo desarrollado, a excepción de China, no tiene una estrategia coherente con respecto a África. África va a desempeñar un papel cada vez más importante en el contexto mundial. Si se fijan en las predicciones sobre la posibilidad de que exista una crisis alimentaria, África es el continente que podría resolver dicha crisis. Si se fijan en Oriente Medio y su petróleo, África está comenzando a ofrecer alternativas que restan importancia a los asuntos de esa zona. Si se fijan en los índices de crecimiento, muchos países de África, junto con China, presentan una de las mejores cifras a nivel mundial. Así que, de un modo u otro, creo que el mundo desarrollado, los países líderes a nivel mundial, los países miembros de la Unión Europea, los Estados Unidos, necesitan desarrollar una estrategia adecuada con respecto a África.

China ya cuenta con una. Este país está asegurando su acceso a los minerales y recursos naturales presentes en el continente. A través de sus propios medios, está ayudando a intentar alcanzar un desarrollo socioeconómico en África, aunque está cometiendo el error de traer mano de obra china en lugar de emplear a la población autóctona africana. Por tanto, me gustaría hacer una petición para que se reevalúe la importancia de África. Es el continente en el que se hallan muchas de las soluciones para un mundo lleno de problemas”.

Prof. Dr. Muhammad Yunus aportó una explicación memorable sobre la diferencia entre los bancos convencionales y su propio banco:

“¿Cómo creé el Banco Grameen en 1983? Bueno, fue muy fácil encontrar las normas y reglamentos que lo hiciesen funcionar. Todo lo que tuve que hacer fue fijarme en los bancos convencionales y en su modo de hacerlo. Una vez descubrí el modo en que lo hacían, hice justamente todo lo contrario.

Los bancos convencionales se centran en los ricos, yo en los pobres. Se fijan en cuanta riqueza posees y, cuanto más tienes, más te dan. Yo me centro en los pobres, cuanto más pobres son, más prioridad tienen; es el proceso opuesto. Los bancos convencionales piden avales, yo no. Los avales no existen para los pobres, así que, ¿para qué pedirlos? Este sistema se basa en la confianza. El Banco Grameen es el único banco que no cuenta con abogados, no es necesario realizar papeleo”.

Dr. Ira Helfand, representante de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, está convencido de que:

“Existe un mito que, en cierto modo, las armas nucleares nos han salvado de un gran conflicto después de la Segunda Guerra Mundial. […]. Estas armas son demasiado peligrosas, no nos aportan seguridad, sino que amenazan nuestra existencia […] Nadie debería estar en posesión de estas armas [nucleares]”.

Lech Wałęsa, expresidente de Polonia, se ganó un fuerte aplauso al afirmar que la tecnología debería emplearse para controlar a los políticos. En concreto, propuso que los políticos llevasen microchips que rastreasen sus movimientos para que los votantes pudiesen formarse una opinión veraz sobre ellos. Según él, de este modo quizá nadie querría ser político.

En una conversación con Peter Launsky-Tieffenthal, Subsecretario General de Información Pública de las Naciones Unidas, tanto Wałęsa como Corrigan abogaron por una reforma de las Naciones Unidas que permitiese reflejar mejor a todo el mundo. 

Mairead Corrigan en la XIII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz.

Mairead Corrigan en la XIII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz.

Cuando se le preguntó a Dr. Shirin Ebadi si la Organización para la Prohibición de Armas Químicas merecía ganar el Nobel de la Paz, la abogada iraní argumentó que existen muchas personas que luchan por la paz día tras día y que, dado que el premio solo se puede otorgar a una persona, no deberíamos olvidarnos del resto.

Más información sobre la XIII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, aquí.

Close
Close
Go top