Exit

MADRID. Que la forma de viajar está cambiando es un hecho. Se impone el low cost, que ya se ha consolidado en los vuelos de avión, donde las compañías de bajo coste se imponen a las tradicionales. En otros ámbitos del sector turístico (transporte, alojamiento, etc.) las nuevas fórmulas aún se están testando aunque quién sabe, en la era de Internet todo avanza más rápido. Las formas de viaje alternativo que recogemos en esta lista están basadas, más que en el low cost, en la economía colaborativa. Compartiendo se puede llegar muy lejos y por menos dinero. De este modo, se crean redes de usuarios en las que parece imperar el “hoy por ti mañana por mí”. Pero, ¿cuáles son estas fórmulas?

 

1- Blablacar para los viajes por carreterablablacar

A estas alturas, quien no conozca Blablacar es porque no quiere o porque vive sepultado debajo de una piedra. Se trata de una plataforma que pone en contacto a conductores particulares con pasajeros para compartir gastos de gasolina. De este modo, al conductor no le sale tan caro el combustible y al pasajero no le sale tan caro el viaje. La web cobra un tanto por ciento de comisión desde hace aproximadamente un año, como recoge este artículo de El País.

Blablacar está disponible en varios países, sin embargo, lo habitual es que los recorridos que hacen los conductores sean trayectos cortos o medios dentro de un mismo país, por lo que no es frecuente encontrar trayectos internacionales.

Como todo, compartir coche tiene ventajas e inconvenientes. Te ahorras unos euros pero, dependiendo de tu carácter, te puedes sentir más o menos cómodo viajando con un desconocido. Para los más sociables un placer pero todo un suplicio para los más tímidos.

 

2- Compartetren y Compartemesa para ahorrar en tu billete de tren

Mesa del AVE | vía Colegia

Mesa del AVE | vía Colegia

Si el viaje en coche se te hace muy largo, siempre puedes coger el tren. Y, ahora, gracias a la economía colaborativa, puedes hacerlo de una manera mucho más barata. Las webs ComparteTren y ComparteMesa ponen en contacto a viajeros desconocidos para que compartan una mesa del AVE (cuatro asientos distribuidos alrededor de una pequeña mesa, de manera que los viajeros quedan frente a frente). El truco reside en que éstas tarifas de mesa están pensadas para grupos y, por lo tanto, son más baratas. El único problema, como ya habréis adivinado, es que sólo sirve para moverse dentro de España.

 

3- Alquila un apartamento para tus vacaciones con Airbnb

vía Airbnb

vía Airbnb

Del transporte pasamos al alojamiento. Antes, las únicas opciones que tenías al llegar a una ciudad para hacer turismo era alojarte en un hotel o en la casa de algún amigo o familiar. Ahora, la plataforma Airbnb une estos dos conceptos y permite alquilar un apartamento (o una habitación) en una vivienda particular. Otra web que ofrece lo mismo es Wimdu. Es más barato que un hotel aunque, la verdad, tampoco es que la diferencia entre uno y otro sea la panacea. Eso sí, la experiencia es totalmente diferente, ya que te permite mantener una relación más estrecha con el casero/casera, que te puede contar su visión particular de la ciudad que estás visitando.

 

4- Trabajo voluntario y ecológico a cambio de alojamiento con WWOOF

Otra de las posibilidades es hacer “woofing” o, lo que es lo mismo, trabajar en granjas ecológicas de alrededor del mundo a cambio de alojamiento y comida. Una de las plataformas que pone en contacto a viajeros y granjeros -y la más conocida- es WWOOF. La estancia puede durar lo que tú quieras o lo que el propietario de la granja establezca, eso siempre dependerá de cada acuerdo concreto. A cambio de alojamiento y comidas, tienes que trabajar en la granja unas 4 o 6 horas al día (también dependiendo del acuerdo), de manera que tendrás tiempo libre para hacer turismo por la zona o simplemente para disfrutar de la naturaleza. La única “pega” es que para registrarse en la web hay que pagar una tasa que varía dependiendo del país y que puede ser de hasta 56 euros.

 

5- Duerme en el sofá de un lugareño con Couchsurfing

El mecanismo es sencillo, te registras en Couchsurfing, buscas el usuario y la casa que más se adapten a tus planes y duermes en su sofá totalmente gratis. Tal vez no sea el sueño de tu vida dormir en el sofá de un desconocido pero es gratis y, además, te ayuda a conocer gente del país o la ciudad que estás visitando. El máximo de tiempo que puedes alojarte en la casa de esa persona son tres noches, aunque también puedes ir cambiando de sofá -haciendo “surf”- durante el tiempo que quieras (o puedas).

 

6- Gastronomía local con gente local a través de EatWith

vía offerum

vía offerum

Bien, ya estás alojado pero después del viaje te ruge el estómago y necesitas una buena cena. Ahora puedes probar la gastronomía local utilizando EatWith para comer con personas o familias locales que ofrecen sus dotes culinarias a los viajeros. Los intercambios culturales sientan mejor alrededor de una mesa llena.

 

7- Tour por la ciudad acompañado de un “greeter”

vía SModa

vía SModa

El término “greeter” se refiere a personas que ofrecen desinteresadamente un tour por su ciudad contando anécdotas de cada lugar o mostrando los rincones que más les gustan. No esperes que te cuente minuciosamente todos los detalles de esa catedral gótica, con sus fechas de construcción, los nombres de arquitectos y curiosidades históricas, para eso debes pagar un buen guía turístico y un greeter no lo es. La idea es dar un paseo acompañado de alguien a quien le gusta enseñar su ciudad. Puedes encontrar greeters en Global Greeter Netwok.

 

En definitiva, las nuevas formas de viajar se basan en la voluntad del viajero de conocer a gente interesante en una ciudad diferente a la suya mediante fórmulas basadas en la confianza y la solidaridad. Una opción de viaje que no parece tener la intención de desbancar al mercado del turismo tradicional sino de complementarlo, convirtiéndose en una alternativa para los valientes, para los viajeros de corazón, para los que se atreven a poner rumbo a lo desconocido.

El dinero ya no es excusa así que… ¿a qué esperas para hacer el equipaje?

Alejandro Malonda

Periodista en prácticas. Me gustan los libros, los viajes y el café. Madrid es mi ciudad adoptiva pero la quiero tanto que de vez en cuando le hago fotos: https://www.flickr.com/photos/133234270@N07


- Podéis escribirme a: a.malonda@hotmail.com
Close
Close
Go top